jueves, 11 de diciembre de 2008

Confesiones y creencias

Yo, Viriato, me confieso culpable de todos mis actos, palabras y pensamientos.
Yo, trabajando cada día, siendo un simple obrero me acuso de no votar al PSOE ni de ser de izquierdas.
El dinero que gano es gracias a mi esfuerzo y a mi dedicación, no sueño con vivir del Estado ni de subvenciones, ni mucho menos del cuento. Jamás he necesitado ayuda de los sindicalistas ni comprendo demasiado bien porque existen liberados sindicales, solo los he visto en la televisión acosando al consejero Güemes y pegando voces en las manifestaciones.
Confieso que no creo en Zapatero, que su sonrisa no me cautiva, que prefiero a los políticos que demuestran con hechos su potencial en vez de con publicidad institucional engañosa.
Tampoco veo cine español subvencionado, me parece una patraña en su mayoría, pero como a los directores les sale gratis su obra, por lo visto no se esfuerzan demasiado.
Rechazo el canon digital, creo que está muy feo que se haga pagar al ciudadano una multa por si acaso comete el delito de piratear la obra intelectual de los artistas zapateriles. Me confieso culpable de no creer ni en Bautista ni en Ramoncín ni en su escuela de aprovechados.
Creo en la educación de calidad, en el esfuerzo de sus alumnos y en las becas a aquellos que se lo merecen por sus extraordinarios resultados. Creo en una educación aséptica, que eduque al niño en las diversas materias de la vida y de la naturaleza, como ha sido siempre, no que amolde su tierno cerebro a imagen y semejanza del buen socialista.
Creo en la familia, en que los padres son el faro que debe alumbrar los pasos de sus hijos desde la cuna hasta la madurez, en que son los progenitores los que deben formar en valores y creencias a los niños y que el Estado no es nadie para decir al joven que está bien y que está mal.
Creo en Dios, y no me avergüenzo de ello, creo en que nadie tiene derecho a arrebatarme mis creencias, a tacharlas de absurdas y rancias, a maltratar a aquellos que pensamos en Él como una esperanza, como un apoyo, como el único poseedor de la Verdad y del Bien.
Creo en la libertad, en la de expresión, en que todos tenemos derecho a opinar en los foros y ámbitos que nos venga en gana mientras respetemos al que no piensa igual que nosotros.
También en la libertad de pensamiento, ninguno de nosotros es superior al otro por pensar diferente, la izquierda no es superior a la derecha ideológicamente, hay que defender sin reparos y con fuerza los valores en los que se cree, pues un hombre sin ideales no es nada. Hay que luchar por ellos y no dar por perdidas batallas de antemano que no lo están, ni mucho menos, por miedo al que dirán o a lo que nos puedan llamar.
Creo en la libertad de prensa, pienso que los medios de comunicación críticos e independientes son básicos para la salud democrática de un Estado y ningún Gobierno debe ni por asomo pensar en silenciar aquellas voces que no le son afines.
Creo en la Justicia, en una justicia independiente, no influida por los partidos políticos, no formada por jueces designados a dedo por los partidos mayoritarios.
Y por último creo en España, en mi país, en mi patria, creo que es una nación de hombres libres que han sufrido mucho durante toda la historia, pero que han sabido sobreponerse a las adversidades y problemas desde la unión, unión en torno a un Rey, o a una Cruz, o a un sentir patrio, o en el caso del 1812 en torno a una Constitución liberal, pero jamás apiñados en torno a la mentira, al sectarismo, a pequeñas patrias falseadas sin base histórica y que basan su existencia en el odio a España y a todo lo que representa.
Por todo esto y algunas otras cosas que se me quedan en el tintero soy culpable, culpable de ser como soy, de ver la vida de este modo, y no estoy solo, muchos españoles piensan como yo, y no por ello son peores que nadie, son iguales al resto y tienen derecho a expresarse, a soñar, a luchar y a vivir conforme a sus valores y creencias.
Tenemos derecho a ser como somos sin que se nos tache de fachas ni de rancios, ni de trasnochados ni de caducos. Tenemos derecho a existir y a que se nos respete. Quién caiga en el error de menospreciarnos, de pensarnos inferiores, quien tenga la inmoralidad y la indecencia de masacrarnos por nuestra forma de pensar o de sentir, es el verdadero fascista pues su enanismo mental e intelectual, no soporta que existan personas que piensen distinto a él.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mis manos

Y hoy me da por pensar en que será de mí, quizás porque el cielo es azul, o porque fuera el aire gélido se mete en los huesos. Solo Dios sabe porque pensamos en ciertas cosas en ciertos momentos.
Hoy me miro las manos y no las reconozco como mías. Hace tiempo que no escriben con aquel bolígrafo de propaganda que me vio nacer como autor. Autor de sueños, de historias casi siempre inconclusas y que no han visto la luz, por desidia y abandono, por pereza, porque la vida apremia y la literatura y la creación no ocupa un ápice en nuestra estructurada y ordenada vida de hombres modernos.
Me miro las manos y no sé de quien son, manos de pianista que nunca han arrancado una nota, de artista que jamás dibujó un garabato, de poeta que no sabe lo que es rimar.
Manos sin trabajar, pues jamás han sido utilizadas para sacar provecho o fruto de campos yermos, ni para asir herramienta alguna, ni han sido castigadas por el frío invierno o por el agua helada.
Manos blancas que no conocen pelea, ni espada, ni puñal, ni siquiera dieron puñetazo alguno por mucho que se contrajeran rabiosas e impotentes hasta doler.
Manos de amante, que han recorrido cuerpos de hembras ávidas de caricias y de te quieros, manos de ayer, que se han aferrado a las rocas del recuerdo con desesperación y fiereza sin lograr que el recuerdo se escapara, se convirtiera en eso mismo, en recuerdo.
¿Qué harán mis manos mañana? ¿Qué rozarán? ¿Qué sentirán al hacerlo? ¿Cómo cambiarán con el paso de los años? ¿Estaré orgulloso de mis manos? ¿De su labor? ¿De su existencia?
Sueño con unas manos orgullosas de haberlo sido, con mirarlas y pensar que son mis manos, que han nacido para el amor, para la lucha, para la existencia, para el bien, para la calma y la victoria, para aferrarse a la vida y al cielo de tu esperanza y de la mía.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Triste Navidad

La luz blanca del mediodía cae contundente sobre la calle Goya madrileña, sobre la milla de oro de la capital. Gente cargada de bolsas con marcas caras, se protege la vista con gafas Loewe, Dolce Gabbana, Rayban. El día es luminoso, como si fuese Abril. Todo invita a pasear tranquilo contemplando las bellas fachadas del Barrio de Salamanca, se echa de menos una mano amante de la que colgar la propia. Caminar acompañado de la persona querida nos hace sentir más grandes, más fuertes y lo que ven nuestros ojos se hace más bello si se contempla con otro par de iris azulados esclavos de los nuestros. En un banco junto a Velazquez descansa un anciano con melenas de nazareno, como le decía La Lunares a Max Estrella en la genial obra de Valle-Inclán. Viste un abrigo raído y junto a él, sucia y desgastada, duerme una maleta de las de antes, con cordel cerrando sus labios de cuero. Los ojos del viejo, enrojecidos ya sea por el vino, o por el trasiego continuo de personas indiferentes, se ven entornados, cansados y antiguos. Nadie repara en su presencia, en el bulto que debiera hacernos pensar en las injusticias que nos rodean. En la época de la burbuja inmobiliaria y de los sueños de BMWs y campos de golf, este hombre yace medio dormido esperando que la Señora de Negro venga a buscarle. Reparo en él cuando una dama de alto abolengo dice a su amiga que el hombre huele a orín y se tapa la nariz con gesto de asco profundo. Reparo en él por un comentario, porque yo soy igual, soy uno más de la sociedad española, de esos que solamente piensan en su persona y en su propio bienestar. Tomando café en un bar, le veo por la puerta, sin mover un músculo, sin abrir apenas los ojos. A veces la compasión y el remordimiento vencen una batalla a nuestra conciencia dormida, embriagada de dinero, de ropa buena y de cenas copiosas. A veces, solo a veces, siento la necesidad de mirar a mi alrededor: he salido a la calle y le he preguntado a Max Estrella si estaba bien, si quería tomar un café. Me ha agradecido el gesto, y yo avergonzado, al rato, he vuelto al banco con el caldo negro y se lo he ofrecido.
-Muchas gracias, caballero- me ha dicho con los labios marchitos tapados por la barba entrecana - Yo nací aquí al lado, en General Pardiñas. ¿Sabe usted donde está? Conozco toda España y casi toda Portugal. Recuerdo cuando se proclamó la 2º República, en el 31, y ahora cuento con casi 85 años. Otra cosa no tendré, pero memoria...
-¿Y la guerra?
-La guerra la pasé con unos 11 años, tenía 15 cuando terminó.
No he querido echar cuentas, no sé si será verdad su edad ni si encajan las fechas como en un rompecabezas. Me es indiferente. Le he dicho que soy de Aranjuez, y me ha recordado los espárragos y las fresas.
-Hay una gran obra que he escuchado muchas veces. ¿Sabe cual es? El Concierto de Aranjuez.
-Del maestro Rodrigo- le he dicho yo.
-Exactamente. Aranjuez es uno de los pueblos más nombrados de Madrid.
-Ya no es lo que era.
-Los tiempos cambian - ha sentenciado. - ¿Tiene usted hora?
-Las 11 y 10.
-Es que espero a un amigo y ya tarda.
Me he despedido de él y he vuelto a la cafetería con mis compañeros. -¡Mírale! Está pensando como encajarlo en una novela - ha dicho mi amigo. En verdad no estaba pensando en novelas ni en paparruchas. Estaba pensando en el viejo, en la vida que llevaba a sus espaldas, en que había nacido en un barrio rico de Madrid y ahora deshojaba los últimos pétalos de su margarita existencial sentado en un banco de hierro forjado. ¿Cómo había terminado así? ¿A quien esperaba? Tal vez a la muerte, tal vez. Le he dicho que venía el frío y si tenía albergue y se ha reído. Seguro que esperaba su final, no para este Diciembre inusualmente cálido, pues ha presumido de haber pasado en la calle heladas y granizos, pero la edad no perdona, y estas Navidades serán crueles para este señor y para sus semejantes. Estas Navidades de Play Stations, langostinos y colonias de Calvin Klein, muchas personas las pasarán a la interperie y su regalo de Reyes será seguir malviviendo. -Tu con tu teoría de que en la marginalidad está la belleza. Eres un kinki. - he escuchado a mi amigo desde mi ensoñación. -Y tú un gilipollas. Yo solo digo que esa persona de ahí fuera podría contarnos mil cosas, solamente necesita un poco de atención y un minuto de nuestra ajetreada vida. Si no entiendes eso es que eres un insensible. En España, país miserable donde los haya, país de la picaresca, del timo y la bohemia, donde hemos malvivido desde los Reyes Católicos, en cuanto hemos conseguido algo de nivel de vida y una sociedad de bienestar nos creemos la ostia y no reparamos en los demás. En España sobra mucha Isabel Pantoja y mucho Pipi Estrada, pero falta compasión y caridad, lo que ahora se llama Solidaridad para no identificarlo con un valor puramente cristiano. - Que sí, que lo que tú digas. Parece mentira que tú siendo de derechas te pares con esa gente. - Y tú que siendo de izquierdas seas un fascista. - No te piques, Javi, que es de broma. Me he dado cuenta que las ideologías no son lo importante, sino los pequeños detalles que nos ofrece el día a día, y me he puesto a escribir. No para ensalzar mi persona por este gesto insignificante, porque soy un miserable, sino por poner mi conciencia en paz y ofrecer un homenaje a personas olvidadas que despreciamos cuando hablamos de ideas grandilocuentes y de política faraónica. Si todos nacemos iguales y morimos iguales, deberíamos vivir igual, al menos con dignidad suficiente. Y esta es una teoría tan antigua como universal, aunque yo me quedo como máximo exponente de la misma con los versos de Jorge Manrique:



Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
ómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera.
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos y
más chicos,
y llegados,son iguales los
que viven por sus manos
y los ricos.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los vuelos de la CIA

Leo esta mañana el titular del periódico gratuito que me dan en la estación de tren: “La fiscalía investigará los traslados a Guantánamo. Los vuelos de la CIA autorizados por Aznar abren otra polémica política. Página 4”
Al llegar a la página indicada, la 4, el titular es el siguiente: “La Fiscalía quiere que el juez aclare si Aznar conocía los vuelos de la CIA”
¿En qué quedamos? ¿Está probado que Aznar autorizaba los vuelos o aún no se sabe siquiera si estaba al tanto? En el que caso de que aún no esté probado que el expresidentes estaba al corriente de estas maniobras, el titular de la primera página es cuanto menos osado y engañoso.
Ahora bien, yo me pregunto… ¿Y qué? ¿Qué sucede si un vuelo de la CIA hace escala en España? Parece ser que es ilegal esto de los vuelos internacionales con presos, y que encima los mismos vayan en condiciones infrahumanas hasta llegar a la cárcel de Guantánamo o a otros destinos, porque algunos iban a las Azores, otros a Turquía, etc.
Yo quisiera saber cuantos vuelos ilegales se hacen al día en España y en el mundo, cuantos de ellos transportan armas, droga, objetos robados, etc.
Pero bueno, lo que vende es lo que vende, y de esto estaba al tanto el tirano del bigote, el odiado por el rojerío español, el señor Aznar.
Resulta que los vuelos transportaban terroristas, no monjitas ni estrellas del rock, resulta que esa gente que iba dentro tenía como destino una cárcel porque eran probados terroristas que atentaban contra la seguridad mundial, ya fuera en Afganistan, EEUU o Europa.
Guantánamo siempre les ha molestado a los progres especialmente. Es un grano en el culo de su admirada Cuba, de la democrática y adalid de libertades isla de Cuba, del cortijo del siempre aclamado y endiosado por los socialistas y comunistas españoles Fidel Castro.
Dicen de Guantánamo que no se respeta en su recinto los derechos humanos de los presos, que sufren vejaciones y torturas. Siempre se olvidan de mentar que tras la valla, existe una isla donde no hace falta estar en la cárcel para sentirse preso, donde la libertad no existe y donde si se es contrario al régimen reinante, puedes acabar con tus huesos en la cárcel, en otro Guantánamo anónimo, sin nombre, pero no mucho mejor que el famoso.
Y es que por lo visto los presos, asesinos, terroristas, violadores, maltratadores y pederastas necesitan un trato humanitario, idéntico al que ellos tuvieron con sus víctimas, necesitan permisos penitenciarios, bis a bis, salidas vigiladas y libertades condicionales con pulserita con GPS incorporado, para que como hace 2 días en Galicia, puedan cometer impunemente sus fechorías y cargarse en este caso a la novia o a la suegra o violar a una niña si el reo es un pedófilo.
Volviendo a lo de los vuelos de la CIA, después de echar el diario toda la culpa a Aznar en sus titulares, un poco más y nos cuentan que pilotaba él personalmente, me fijo un poco en el cuadro ilustrativo que detalla los vuelos, sus destinos y sus fechas, y me doy cuenta de que solo 2 de los 11 polémicos vuelos tomaron tierra en España bajo mandato aznarista, el resto (nueve) lo hicieron cuando ZP ya gobernaba nuestro Estado.
¿Qué tiene que decir a esto el PSOE? ¿Por qué los titulares de prensa no hablan de los vuelos autorizados por Zapatero si son clara mayoría los que se produjeron bajo su gobierno? Por lo visto esta noticia ha sido una filtración interesada a un medio amigo del Gobierno, al diario El País, y al ser un documento que maneja el Ministerio de Exteriores, la Sra. Cospedal ha pedido la comparecencia de Moratinos para que nos informe un poco sobre lo que sabe.
Moratinos dice no estar al corriente, no me extrañaría, porque no se entera de nada, al igual que Felipe González, Mr. X, se habrá enterado por la prensa, bueno, en concreto por El País de este hecho que le concierne especialmente.
Lo que está clara es la intención del Gobierno por desviar con esta noticia la atención sobre la crisis económica y sobre las encuestan que hablan de que el PSOE perdería hoy por hoy más de un millón de votantes.
Lo que queda de manifiesto es que el Gobierno ZP es un gobierno desgastado y sin ideas, que se resiste a abandonar los argumentos que le auparon al poder el 14M del 2004, es decir, el Prestige, la guerra de Irak, el odio a Bush y a Aznar y los atentados del 11M.
Lo malo es que los españoles somos un poco tontos, pero no gilipollas, y estamos bastante hartos de las maniobras e improvisaciones de este nefasto Ejecutivo.
Lo peor, que la prensa hace el juego a esta caterva de malos políticos socialistas y por viles intereses tergiversan noticias que la mayoría de los ciudadanos cree a pies juntillas.
Como decía aquel, así son las cosas y así se las hemos contado ¿o quizás no?

martes, 2 de diciembre de 2008

Tu nombre

Tu nombre, esas letras encadenadas que asfixian mi corazón al tuyo son mágicas esta triste noche de Enero, triste por no tenerte, triste por no olvidarte.
Las estrellas... esas que son testigo de todo lo que ocurre en el mundo, hoy no iluminan este papel cargado de tinta profunda. Son oscuras esta noche las estrellas, lo mismo que mi mirada, lo mismo que mi boca al no poderte besar, al no poder rozar tus labios con pasión acumulada.
Que te amo, que deseo en este momento tu cuerpo por encima de todas las cosas, no llego a comprenderlo, pero es así, no lo puedo evitar. Hoy no tengo tus palabras, ni el viento de tu sonrisa jugueteando en mi oído, ahora solamente el silencio me rodea, a mi y a mi maldita sombra que lo único que me ofrece es frío...y yo necesito calor, ¡tanto calor! ¡tu calor! Ese que de tu cuerpo emana, diosa con piel de mujer, necesito sentir tu cuerpo moverse como las olas lo hacen en la playa.
Hoy tu nombre me encadena, lo repito como un canción de amor, como si fuera un conjuro para darme las fuerzas que necesito para poder vivir otro día lejos de tu mirada.
Tu nombre, lo único que conozco de ti, es lo único que tengo esta noche, nada llega a mis oídos, la música que suena se convierte en silencio cuando llega a mi lado, cuando se da cuenta de que estoy inmunizado por tu nombre, por tu maldito y precioso nombre.
No sé siquiera como es tu cuerpo, ese que tanto deseo colmar de caricias y de besos transparentes. ¡Si pudiera verlo ahora! ¡si en mi cabeza estuviera su imagen en vez de la fantasía que lo ocupa todo! ... quiero disfrutarlo, hacer con el lo que quiera, lo que mis manos y mi mente cargadas de poesía y de ritmo me permitan. Quiero esculpirlo suavemente, a base de caricias y de roces estratégicos:
Tu cuerpo será la arcilla con la que yo formaré una noche de amor, una poesía que durará horas, incluso universos si Dios me lo permite.
Quiero tu cuerpo, pero ¡está tan lejos! ¡Tan distante! ¿Por qué te alejas más y más como la juventud lo hace de mi rostro? ¿Por qué no estás hoy aquí para hacerme feliz, para sentirme creador de sueños y de pasiones?
¿Qué eres para mí? ¿Por qué me has enamorado si no eres más que un nombre acompañado de voz y de una sonrisa? Es una locura, no te conozco, no puedo enamorarme, pero ya es tarde, ya tu sonrisa le ha dado color a mi vida, ya la mañana ha llegado con el canto de una garganta, de la tuya. ¿Qué pasará cuando conozca tu mirada? ¿Qué será de mí y de mi realidad? No quiero ser tu esclavo, no quiero que me utilices, mi diosa, no quiero anclar en el puerto de tu cintura para siempre mi barca, aunque lo desee con todas mis fuerzas en este momento y me excite solo la idea de sentirme dentro de ti, de tu estructura y poder rozar el alma de un ser divino como lo eres tú. ¡No quiero pensar más! ¡SILENCIO!

lunes, 1 de diciembre de 2008

Pepiño Rambo

La noticia de estos últimos días ha sido sin duda el atentado islámico de Bombay y sobre todo que diese la casualidad de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre estuviese en aquel sangriento escenario y que saliera ilesa del mismo.
La vimos el día después del atentado dando testimonio de la barbarie que vivió en primera persona, ataviada con las ropas del día anterior y con rostro cansado y aspecto sucio. Dio las gracias a todo aquel que se había preocupado por su estado, desde el presidente Zapatero, pasando por Rajoy y terminando por el Rey de España.
Hasta aquí todo normal, todo lo que se puede esperar cuando alguien escapa por los pelos de un atentado terrorista.
La nota discordante la ha puesto este fin de semana, el número dos del PSOE, el hombre de los “concetos” claros, el filósofo socialista José Blanco.
Ha declarado sin ponerse ni colorado, raro gesto en los que hacen de la mentira y el descaro su modo de vida, que Esperanza Aguirre aplicó aquello de sálvese quien pueda, y que no se preocupó por los que le rodeaban. Solo le faltó añadir el símil de que Doña Esperanza huyó la primera del barco, como las ratas, pero la cabeza de este iletrado, que cursó 1º de Derecho sin suerte, no llega ni para recurrir al refranero español y mucho menos a los chascarrillos populares.
Este energúmeno siempre encuentra la ocasión y la manera de sacar rédito político, por muy miserable que sea este afán en el caso que nos ocupa.
Aquí el sietemachos Pepiño, el matachín gallego, el quinto mosquetero, no suelta por su boca más que sandeces y bravatas, y lo peor es que al defender los mezquinos argumentos que he mentado más arriba, arrancó de sus acólitos un sonoro aplauso.
¿Qué podemos esperar de este rebaño? Antes de aplaudir podían haber pensado que habrían hecho ellos en la situación de la Sra. Aguirre, si las ráfagas de metralleta se escucharan sobre sus cabezas y el vestíbulo del hotel donde se pensaban alojar estuviese cubierto de cadáveres y de charcos de sangre.
El PSOE, ese heroico partido, cuyos representantes el 23F se escondieron bajo las bancadas del Congreso al primer disparo, ahora nos quiere hacer creer, por boca de su portavoz, Pepiño Rambo, que si alguno de sus integrantes hubiesen estado allí, se habrían tirado encima del primer terrorista armado hasta los dientes, le hubiesen quitado el Kalashnikov y hubieran reducido a todos los demás asesinos con su fiereza y valor.
Es que es todo un matarife el tal Pepiño Rambo, aunque siempre existen alternativas más dialogadas y serenas, como la de su jefe ZP. Éste, hubiera ido con una margarita en la mano y se la hubiera introducido en el fusil al primer yihadista de turno diciéndole: “Amigo, talante. Yo resolveré vuestros problemas gracias a la Alianza de Civilizaciones” Los terroristas hubiesen depuesto las armas y hubieran acompañado a ZP a Ginebra, a contemplar la cúpula de la nueva sala de la sede de la OTAN titulada “De los Derechos humanos y de la Alianza de Civilizaciones” que tantos millones ha costado, gran parte de ellos destinados en un principio a costear ayudas al desarrollo, no a gotelé subvencionado.
El PSOE, el heroico PSOE, nos quiere hacer creer que Esperanza Aguirre es la cobarde y ellos los valientes. Demostraron su sobrada valentía huyendo de Irak, siempre recordarán nuestros soldados como las tropas polacas les tiraban plumas de gallina mientras desertaban. Nos habla de valentía, Pepiño, miembro de un partido que quería pactar con ETA, rendirse ante los terroristas dándoles a cambio prebendas políticas.
Nos habla de valentía el PSOE y no se da cuenta de que hace el ridículo. No solo el ridículo, eso sería poco, sino que retrata por medio de su portavoz sus verdaderos odios y envidias a una líder carismática que siempre les pone en su sitio y da la batalla ideológica contra la izquierda. Con un discurso vacuo y miserable, Pepiño Rambo da a entender que lo que de verdad le pide el cuerpo, a él y a los suyos, recuerden a Maleni Álvarez diciendo que Esperanza Aguirre donde debería estar es colgada de una catenaria del metro de la T4, es que Esperanza Aguirre hubiese fallecido en el atentado.
Si hubiesen asesinado a Aguirre, el discurso de Pepiño en estos momentos sería bien distinto, cargado de dolor, de condolencias y condenas a la violencia, pero el oscuro corazón de este indigno portavoz rebosaría en vez de odio, rencor y fastidio como hace ahora, alivio, satisfacción y alegría mal disimulada.

jueves, 13 de noviembre de 2008

La inyección

Yo no entiendo demasiado de economía, más bien nada. Supongo que si el exministro Jordi Sevilla me hubiera dado en dos tardes las clases que le dio a ZP, entendería lo mismo que nuestro presidente, es decir, ni papa.
Por fin Zapatero se ha salido con la suya e irá a Washington. Le ha dejado una sillita Messie Sarkozy para que luego, a la salida de una convención en la que no va a entender ni la mitad, sumado a su nulo conocimiento del inglés está el desconocimiento económico que nuestro primer ministro atesora, pueda hacerse una foto con los mandamases del Mundo Mundial, y con Bush, el de la banderita y la guerra de Irak.
Desconocemos a qué precio ha comprado ZP la butaca en la pantomima de EEUU, ya nos enteraremos de las prebendas que consigue con el jueguito de la silla el mandamás gabacho. Cuantas locomotoras de AVE nos vende, cuanta energía eléctrica de sus centrales nucleares, etc.
La verdad es que Zapatero no se sabe a ciencia cierta que va a decir en aquella reunión de gente seria. Mucho me temo que hablará de un nuevo orden mundial, de una reconducción del capitalismo hacia un socialismo más justo y más intervencionista en los asuntos económicos de los ciudadanos, etc.
Pepiño Blanco ha distribuido un borrador a sus militantes de lo que dirá ZP. Echará toda la culpa de la crisis a Reagan, a Margaret Thatcher y… ¡sorpresa! A José María Aznar. Este gallego sin estudios es una mina de estupideces inagotable.
Hablará también Zapatero de transparencia, de esa que le ha faltado en casa al entregar 150.000 millones de euros a los bancos y cajas que lo necesiten. Resulta que el 15% del PIB español va a ser entregado de manera secreta y opaca a unos señores que son los principales causantes de la crisis, junto a los promotores inmobiliarios, que sufren miles de familias españolas.
Se escuda Solbes y Zapatero en que si desvela el nombre de las entidades que necesitan esta “inyección” económica, cundirá el alarmismo y puede ser perjudicial para todos, en especial para la entidad destapada.
O sea, actúan ahora justamente al contrario de como lo hicieron en el caso AFINSA. En aquel momento interesaba sacar a la luz de la noche a la mañana aquel tinglado, sin importar si se produciría un caos total en la entidad filatélica y en sus participantes. Por aquel entonces coleaba el caso Bono, ya saben ustedes, que si le agredieron en una manifestación, que si luego se demostró que ni le rozaron, etc, etc.
Ahora Bono luce implante capilar mientras los afectados por el caso AFINSA siguen sin ver un duro. Eg que, Egpaña eg así.
Estarán conmigo, ahora que se vuelve a hablar del ladrón de Roldán en la tele, que dinero público y socialismo es una mezcla de lo más explosiva. Y máxime si ese dinero se entrega sin control a beneficiarios anónimos. Rajoy parece estar de acuerdo.
Habla mucho de ayudar a las familias, a las PYMES, pero apoya al Gobierno en esta decisión cuanto menos extraña. Estamos apañados con esta oposición que no se opone a nada. Así el PP no va a ningún sitio, por no ir ya no va ni al Congreso.
Existe en Cuatro un programa que se llama Ajuste de Cuentas, donde unos asesores económicos intentan ayudar a familias con problemas financieros, con deudas elevadísimas, con negocios arruinados o que se han quedado en paro y no pueden ni pagar la hipoteca.
Yo como liberal convencido, pienso que el dinero donde mejor está es en el bolsillo del contribuyente, y que cada palo aguante su vela.
Es el timo de la estampita el que pretende hacernos Zapatero a todos. En periodo electoral compró el voto a 400 euros, diciendo que así reactivaría la economía, ya ves tú, con 400 euros hoy en día no te llega ni para pipas. Ahora regala nuestro dinero a los bancos. ¿Arreglará esta "inyección" la vida a los protagonistas del programa que les hablo?
Y es que esos 400 eurillos que parecían el bálsamo de Fierabrás nos los piensa quitar torticeramente en la Renta 2009. Lo que les decía, solo le falta el gancho, el que hace de tontito en la estación de Atocha con un sobre repleto de estampitas. Segúramente alguno de sus ministros haría el papel a la perfección, o sino José Blanco también daría el pego.
¿Qué soluciona la inyección financiera a las personas que no pueden pagar su hipoteca? ¿Se les perdonará la deuda ahora que invita ZP? Ni por asomo. Créanme. Como mucho los bancos volverán a prestar dinero y así las familias podrán seguir endeudándose cada vez más. Es decir, un círculo vicioso.
Es triste que el 15% del PIB, el 15% del fruto del esfuerzo anual de los españoles, de los empresarios y de las PYMES, vaya a parar a manos de los banqueros, que como poco, tienen la casa pagada, lujosas oficinas, edificios enteros y dividendos en bolsa que quitan el hipo, no la hipoteca.
Es más triste aún que esa gran tajada del pastel contributivo vaya directamente a entidades sin rostro, destinada a saber para qué cosa y claro está, como siempre que el socialismo toca dinero público, nadie sabe cuanto se perderá por el camino y con el trajín del viaje.
Cómo decía el gran cómico Antonio Ozores: “que me lo llevo, que me lo traigo, que me lo quedo, que me lo he quedao”
Aquello era en clave de humor, esto del Doctor Zapatero y sus “inyecciones” mágicas maldita gracia que me hace.

martes, 11 de noviembre de 2008

El CAC

A estas alturas de la película, en una sociedad como la española que presume de democracia, de libertades y de un Estado de Derecho evolucionado, aún podemos encontrarnos con cacicadas atroces, con actos autoritarios infames que atentan directamente contra un derecho constitucional inviolable: la libertad de expresión.

En Cataluña, soplan vientos fascistas. Esto no es nuevo. Se han adueñado del Govern Catalá un atajo de indocumentados de medio pelo, algunos de ellos terroristas sin arrepentir de la extinta Terra Lliure, otros charnegos reconvertidos en catalanes de pura cepa y el resto ignorantes y piojos puestos en limpio.
Como toda dictadura, como todo gobierno autoritario basado en el clientelismo, en el pago de favores, en la mediocridad y en la corrupción, es importante, sino básico, el control de los medios de comunicación.
Y es que en Cataluña se premia sistemáticamente a los medios afines con subvenciones estratosféricas mientras se silencia, se zancadillea y se ponen trabas a todos aquellos críticos que se atreven a alzar la voz.
Es éste el caso de muchos intelectuales que tuvieron que marcharse de Cataluña en pleno pujolismo, algunos heridos de bala, como Jiménez Losantos, por firmar un manifiesto junto a otros valientes que criticaba abiertamente y sin pelos en la lengua lo que estaba por llegar y hoy sufrimos sin medias tintas: el nacionalismo excluyente y sectario.
El tripartito del bachiller Montilla, el bachillerato es el nivel de estudios del President de la Generalitat, puso en marcha un comité llamado CAC, que no es caca en catalán, aunque bien pudiera serlo por las funciones que desempeña.
El CAC, comité audiovisual de Cataluña, es un órgano al estilo de aquellos otros franquistas que se dedicaban a censurar el contenido de las películas y de los libros, velando por el espíritu nacional y clasificando las creaciones en aptas y no aptas para la difusión.
Se toma la libertad el susodicho CAC de decidir qué información es veraz y cual deja de serlo, teniendo la potestad de multar a medios de comunicación o cerrarlos directamente si lo que expresan no es información “veraz”, es decir, si se critica al tripartito nacionalista y su manera de hacer las cosas.
Estos señores, ni cortos ni perezosos, han decidido cerrar la COPE en Cataluña. De momento han empezado por arrebatarle a la emisora dos frecuencias FM en Lérida y en Gerona. Después… ancha es Castilla, o en este caso los Paisos Catalans.
El CAC de esta manera podría dejar sin trabajo a 15 operarios de la cadena y sin voz ni opinión a decenas de miles de catalanes que escuchan la COPE.
Y es que la COPE, el ABC y El Mundo son muy molestos para los nacionalistas catalanes. Les meten demasiado el dedo en el ojo, son moscas cojoneras que no descansan. Como en Cataluña hay tanto que ocultar sobre las prácticas gubernamentales, es mejor ahorrarse el mal trago de escuchar o leer por las mañanas a un atajo de fachas retratando fielmente lo que los politicastros tejen y destejen desde Barcelona.
Si las cosas se hicieran bien en el gobierno de Pepe Montilla, cordobés para más señas, los críticos tendrían poco que criticar, pero, y eso que estamos en crisis, la Generalitat en la época del tripartido ha pasado de tener 126.000 funcionarios a 180.000, de 149 altos cargos a 242, ha gastado lo indecible en dietas por desplazamiento, incluso para aquellos diputados que ya gozan de coche oficial, incluido el Señor Carod Rovira.
Algunos incluso lo tunean, como hizo el exbarrendero de Reus y ahora presidente de la cámara, el Sr. Benach a imagen y semejanza de los bakalas y ginchorros de Puente Vallecas, gastándose del erario público la friolera de 90.000 euros, que no es moco de pavo.
También destacan los gastos en embajadas catalanas en otros países (2,2 millones de euros), una de ellas, la de París, para colocar al pobre hermano de José Luis Carod Rovira, que cobrará alrededor de 90.000 euros anuales. A este paso no se le podrá clasificar de pobre, acaso de espíritu.
Del mismo modo, emplean el dinero del contribuyente a los importantísimos estudios sobre el cultivo de la chufa, sobre el seguimiento de la concha brillante, del pasto pirenaico o sobre la población de pescado azul, por no hablar de la promoción del catalanismo mediante subvenciones a deportes minoritarios, como los bolos o el ¿fistball?.
Todas estas mamarrachadas las pagamos todos, para eso utilizan los presupuestos este atajo de sinvergüenzas. Por ello quieren más y más. Incluso en 2007 robaron mediante sanciones 250.000 euros a los comercios que se atrevieron a rotular en castellano.
Claro está, todo el que denuncia estos disparates, es un fascista, un anticatalán y merece los insultos, las descalificaciones y el ninguneo de toda la sociedad en pleno.
Claro está, esta información no es veraz. Todos los medios que la difunden merecen un castigo por parte del CAC. Esta vez le ha tocado a la COPE y a otros grupos mediáticos críticos con el nacionalismo reinante.
¿Y que dicen los demás medios de esta medida fascista? Nada. Quizás por miedo, quizás por estar indigestados de publicidad institucional, quizás por fariseísmo, se han callado como zorras comunes.
¿Y qué dice el PP de esto? El nuevo PP de Sánchez Camacho bastante tiene con resultar simpaticote y más nacionalista que Companys. El representante del nuevo PP de Cataluña en el CAC se abstuvo en esta decisión. ¡Qué valiente! Si hubiera votado en contra tal vez no habría podido gozar más del palco del Camp Nou. ¡Así nos luce el pelo!
El único partido que ha levantado la voz denunciando este escándalo ha sido Ciudadanos, de Albert Rivera. El día 22 de Noviembre ha convocado una concentración frente al CAC para quejarse de este atentado contra la libertad de expresión. ¿Irá el nuevo PP catalán? Ni lo sueñen. Es una lástima que el partido que debería representar la idea y los valores de más España en toda la piel de toro, esté dedicado a pasar desapercibido, a no molestar, a mansear un día sí y otro también en tablas.
Hacía unas semanas, en un foro de Aranjuez, alguien tachaba este blog de fascista y a mí, claro está, de facha. Yo le contesté: “Mi blog está ahí para quien quiera leerlo. Si te resulta fascista, solo tienes que salirte de él”.
Y es que es tan fácil como eso. En el caso de la radio pasa algo similar. Si a los señores nacionalistas catalanes, esos que siempre tienen el fascismo y el franquismo en la boca, les molesta escuchar la COPE, solo tienen que cambiar de frecuencia o apagar el transistor.
La campaña electoral del PSC de Pepe Montilla decía algo parecido a esto: “¿Indeciso? Escucha la COPE cada mañana”.
Se le olvidó decir a este dictadorzuelo, que la podrían escuchar hasta que a él y a sus secuaces les diera la gana.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Don Quijote de la Mancha

No sé porque escribo este tema, porque seguramente a nadie le interesen mis lecturas, pero hace unos días que terminé de leer la segunda parte del Quijote y ahora me siento solo... Me acompañaba en el tren, en mis viajes a la capital, el peso de sus hojas con su encuadernación de cuero me hacían sentirme especial, la gente me miraba extrañada al descubrir el título en sus pastas, pero a mi me llenaba de orgullo tener una joya así entre mis manos.

Dejaba pasar estaciones sin levantar la vista del libro, llenándo mi cabeza de castellano antiguo, sonoro, cargado de color y de matices. Me volvieron a sorprender los refranes de Sancho, la cortesía que las personas, hasta de la más humilde condición, gastaba en el Siglo de Oro al presentarse o al dialogar con desconocidos, la riqueza en los diálogos y la estructura, a veces enrevesada, de las frases.
En ocasiones, cuando iba acompañado de un amigo en el tren, le contaba historias del Quijote, los juicios de Sancho en su Ínsula Barataria, la aventura de los leones... La gente que se sentaba a nuestro lado me escuchaba curiosa, y en sus rostros se dibujaban sonrisas o admiración por lo sorprendente e ingenioso de las pequeñas historias que se esconden en esta magnífica obra. Sé que se quedaban con ganas de saber más, y podrían hacerlo, pero el nombre de la novela espanta, su grosor, su vocabulario de otro mundo, etc.
A mi me sucedía lo mismo hasta que decidí romper mis reparos hacia el Quijote, desgraciadamente fue demasiado temprano, a la pronta edad de 14 años. El Quijote aburre, y se abandona con facilidad cuando no se tiene la cabeza bien amueblada, pero en mi segunda intentona lo leí con amenidad y con gusto, en ésta última, con pasión y abstracción absoluta. He madurado, me he hecho un hombre, ahora lo sé, y no me he dado cuenta al votar en unas elecciones ni al sacarme el carnet de conducir, sino al leer la obra cumbre cervantina, al desear fervientemente que sus páginas nunca terminasen, que los viajes a Madrid se hiciesen eternos, que Cervantes siguiese vivo para resucitar a su personaje, aunque deje bien claro en el prólogo de la segunda parte que lo mata bien muerto para que nadie se atreva a continuar sus aventuras y sus andanzas.
Ahora le echo de menos, un compañero de viaje murió la semana pasada y no he encontrado consuelo aún.
Me zambullo en otras páginas, en otro castellano más contemporáneo y no experimento la misma compañía que con el Caballero de la Mancha.
Ahora cuando el sueño aprieta en el tren, me duermo sin reparo, sin el sentimiento de dejar una hermosa historia a medias o sin final.

martes, 28 de octubre de 2008

Cumbres y desfiladeros

Se habla mucho estos días de la próxima cumbre económica que citara en EEUU al G-20, a saber, un grupo de países que engloba al G-8, las economías más importantes del mundo y al resto, los estados en vía de desarrollo como pueden ser México o China.
España no estará. ¿A alguien le sorprende? Nuestro presidente se ha enfadado muchísimo por este desplante, y como un niño que no ha hecho los deberes, llora sin consuelo, patalea y se queja por los rincones cuando le ve las orejas al lobo.


Un presidente que basa todo su potencial en la imagen y en las fotos, en la sonrisa y la ceja, no puede permitirse el lujo de quedarse fuera de una cumbre en la que estarán los jerifaltes de los principales países del universo. Porque ZP quiere ir como portavoz del progresismo, ya ni siquiera en nombre de España. Zapatero debe estar en la cumbre, no se sabe para qué, ni qué quiere proponer allí sobre un tema que se le escapa de las entendederas; recordemos que el ex ministro Jordi Sevilla le dijo a micrófono cerrado que en 2 clases que le diera por las tardes le enseñaría todo lo que hay que saber de Finanzas y Economía. Por lo visto nuestro primer ministro hizo novillos aquellas tardes de verano.
Hacía 4 años, cuando le preguntaron a Z si haría gestiones para entrar en el selecto grupo G-8, declaró que no estaba entre sus prioridades, y es que Aznar ya lo había intentado, el malvado Aznar, el capitalista Aznar, el tirano de la foto de las Azores…
Ha llovido mucho desde entonces, desde que el fascista del bigote se codeara con las dos democracias más antiguas e importantes del mundo.
Tras una legislatura de Zapatero, nuestra España ya no cuenta ni para las repúblicas más bananeras del orbe.
ZP y Moratinos, los hermanos Tonetti, Don Quijote y Sancho Panza, siempre han despreciado la política exterior de España y la han hecho trizas sin contemplaciones ni miramientos.
Aquí van, a botepronto, algunos ejemplos de sus acciones más destacadas, las que nos han ayudado a alcanzar el nivel en el que nos encontramos:

-ZP no se levanta ante la bandera de EEUU en el desfile de las fuerzas armadas. Por tu gracieta, Miliki monclovita, España perdió a posteriori entre otras cosas las Olimpiadas de 2012. Ningún voto de los delegados americanos fue para Madrid.

-ZP deserta de Irak e intenta que los aliados de EEUU le sigan. Todo ello lo defiende ante la ONU. Ojala echaras los mismos huevos para otras cosas, amigo Z.

-ZP traiciona a Polonia, aliado natural de España y apoya la fracasada Constitución Europea que nos perjudicaba gravemente. Tu única ilusión, Mr. Cejas, era dinamitar lo logrado en el acuerdo de Niza por el presidente Aznar.

- ZP se alinea descaradamente con las dictaduras más abyectas del planeta: con Cuba, Venezuela e Irán. Levanta el veto unilateralmente que la UE tenía a Castro y le insufla continuas inyecciones económicas para que la dictadura más antigua del mundo siga sobreviviendo como hasta ahora, pasándose los derechos humanos y las libertades por los pelos de la barba.

-ZP comienza a insultar a los candidatos europeos que el considera de derechas… Desde el gilipollas de Blair, hasta la fracasada Merkel, el tirano Sarkozy, Berlusconi… Todos pagan las iras de Zapatero que apoya sin reservas a sus oponentes políticos que pierden sin remedio las elecciones presidenciales, pues Zapatero es un gafe de mucho cuidado. ¡Tiembla Obama que tienes el apoyo de Z Gafez!

-ZP se saca de la manga la Alianza de Civilizaciones, una especie de pacto Occidente – Oriente donde por el momento se aglutinan un puñado de repúblicas árabes de medio pelo junto a España y a la potente Turquía. ¡Si Cervantes levantase la cabeza después de haberse quedado manco por luchar contra el Turco en la batalla de Lepanto! A día de hoy no se sabe qué labor desempeña esta alianza. Ni está ni se la espera.

-ZP presume en New York de que España posee la economía más sólida del mundo y que los españoles superamos en renta per cápita a Italia y que pronto lo haremos también con Francia para envidia de Berlusconi y Sarkozy. A los dos días tuvo que inyectar al sistema financiero español un chorro de millones que pagaremos todos, que nadie sabe para qué sirven ni dónde van a ir. Nada más y nada menos que el 15% del PIB español regalado anónimamente a los bancos y cajas de ahorros, robar a los pobres para dárselo a los más ricos. En fin, menudo Robin Hood estás hecho Mr. President.

Tras estas brillantes actuaciones de ZP y de su ministro Moratinos, es de justicia que estemos fuera de la cumbre, que estemos en el desfiladero, agarrados de una ramita como en las películas de acción norteamericanas.
Ahora ZP utiliza el recurso del fraile mendicante, del pordiosero toca aldabas que pide que le abran la puerta para refugiarse del frío nocturno.
No puede ser que se reúna la fracasada Merkel, el asesino Bush y los de la miserable renta per cápita Berlusconi y Sarkozy sin que esté presente el nuevo Mesías rojo, el Rey de los Progres, nuestro amado presidente.
Es indignante todo esto, en verdad España debiera estar presente en esta cumbre, y lo habría estado sin duda si no tuviésemos a la cabeza de nuestro Estado a un personaje del enanismo intelectual y moral de Zapatero.
Dicen que el que siembra vientos recoge tempestades, o también se dice aquello de que de aquellos polvos vienen estos lodos. Como siempre el refranero español es infalible y más de uno debiera leérselo de vez en cuando para aprender alguna que otra cosilla.
Yo me sigo quedando con aquel otro dicho: A todo cerdo le llega su San Martín. Así sea.

lunes, 22 de septiembre de 2008

zETAp

Esta noche, los asesinos de ETA han vuelto a matar. Se han salido con la suya. Esta vez el drama ha ocurrido en Santoña, Cantabria, y la víctima ha sido un militar español.
Perseguía la banda poner un cadáver sobre la mesa, hacerse notar tras las acciones judiciales que en una sola semana han ilegalizado sus dos franquicias políticas, ANV y PCTV, y su apoyo moral y principal vía de comunicación con los terroristas cautivos: Gestoras Pro-Amnistía.
ETA buscaba con insistencia matar. En cuestión de horas lo ha intentado en Vitoria y Ondarroa, buscando el asesinato de policías autonómicos y el pánico general.
Hoy, como ya es costumbre, la sucesión de declaraciones de políticos lamentando lo ocurrido y manifestando su más firme repulsa a este vil crimen será la comidilla en diarios, emisoras radiofónicas y televisiones. Palabras rimbombantes que de poco sirven a la víctimas y familiares rotos de dolor.

La banda asesina está enrrabietada porque la Justicia le ha mordido la yugular y como bestia sanguinaria que es, busca con sus últimas fuerzas llevarse por delante a todo el que se mueva.
Podríamos tachar de éxito del Sistema las últimas ilegalizaciones de organizaciones etarras, pero yo como ni perdono ni olvido, voy a llegar más allá y el halago lo voy a convertir en crítica hacia el presidente del Gobierno y su cúpula de ineptos ministros.
Los partidos etarras que se han ilegalizado esta semana están en las instituciones vascas por culpa del señor ZP y sus ansias infinitas de conseguir la paz a cualquier precio.
Y es que la paz, como todo en este cochino mundo, tiene un precio, y los más de mil asesinados por ETA son bagaje más que suficiente como para seguir ofreciendo a los asesinos nuevos gestos para que depongan las armas.
Zapatero se ha creído siempre el Mesías, el elegido por la gracia de Dios para terminar con el problema del terrorismo vasco. Heredó de Aznar un problema que ya no estaba entre las preocupaciones más importantes de los españoles, aunque ahora sigue sin estarlo, quizás porque la crisis azuza demasiado y lo tapa todo.
Como decía, bajo el gobierno de Aznar, ETA estaba más débil que nunca, no tenía voz ni voto en los ayuntamientos ni cámaras vascas ni financiación de fondos públicos. Acababa de ser incluida en la lista de organizaciones terroristas internacionales, junto a IRA y a las FARCs y sentía en el cogote el aliento de unas fuerzas de seguridad efectivas y sin tregua.
Llegó Zapatero a Moncloa y todo cambió. Comenzó a presumir de que en su mandato ETA no había matado, que estaba más débil que nunca gracias a él y no a la herencia aznarista y se permitió el lujo de tratar el problema como a él le gusta, de manera frívola y sin sentido.
Este señor comenzó a llamar a terroristas como De Juana u Otegi hombres de paz y a los atentados accidentes mortales, se permitió la indecencia de que su partido en Euskadi se reuniese con organizaciones ilegales (Batasuna) y que su ministro de Justicia, un tal Bermejo, dijera que la Ley de Partidos, que tan buen resultado estaba dando, la cual impedía presentarse a los terroristas a las elecciones bajo ninguna marca blanca, era una especia de Guantánamo electoral que dejaba a miles de personas sin voto. ¿Desde cuando, ilustrísimo ministro la cantidad es la razón? Hitler también ganaba elecciones en Alemania y fue un asesino infame.
Llegaron las manifestaciones con millones de personas en la calle pidiendo a ZP que no negociase con terroristas, las declaraciones de Rubalcaba que decía que había verificado que ETA tenía la firme voluntad de dejar las armas, la permisividad con PCTV para que se presentase a las elecciones vascas, la marginación de las víctimas, el nombramiento de Peces Barba para intentar neutralizar la AVT, el chivatazo a ETA, el asesinato de la T4, la ilegalización solo parcial de ANV en las municipales, la excarcelación de De Juana Chaos gracias a una huelga de hambre fingida, etc, etc.
En otro país, el señor Zapatero, tras el asesinato de Palate y Estacio en el atentado de Barajas, habría dimitido ipso facto, pero en España se perdona todo, porque no hay memoria, solo la histórica que se han inventado los secuaces de este iluminado monclovita. Tampoco oposición para echarle en cara su pésima gestión, anestesiada en su giro al centro de la nada del barbado Rajoy y de su ambicioso delfín, el moroso faraón de Madrid.
Ahora se toma como éxito esta desacertada política antiterrorista. De aquellos polvos vienen estos lodos, de aquellos vientos estas tempestades.
El asesinato de esta madrugada en Santander es otro pulso al gobierno socialista, un llamamiento para que vuelva al camino de la rendición denominada tregua o salida dialogada.
Y es que con terroristas nunca se puede negociar, ellos siempre llevan armas en el bolsillo y las pueden utilizar en cualquier momento.
Es su culpa, señor Zapatero, que ETA tenga ahora fuerzas para atentar, en su conciencia caerá ese peso, el haber jugado con el destino y la vida de todos los españoles solamente por pensarse mejor que el resto de presidentes que le precedieron en el cargo.
ETA gracias a usted volvió a las instituciones, volvió a los ayuntamientos, a recibir censos electorales y fondos públicos para su manutención. Le ayudaron los suyos con un chivatazo infecto que impidió la desarticulación de su aparato financiero, incluso le dieron voz internacional al llevar al Parlamento Europeo la votación de la cacareada y ruinosa tregua como si los terroristas fueran interlocutores válidos y el problema del terrorismo un conflicto armado. Y es que el terrorismo etarra no es internacional, sino interno, y con estos gusanazos solo cabe un camino: la rendición, la entrega de las armas y la cárcel.

Ahora vende como éxito su fracaso, su volantazo hacia la senda que nunca debió abandonar.
Por mucho que haya ilegalizado las formaciones etarras, seguirán en la vida pública de Vascongadas, rigiendo 47 ayuntamientos nada menos, sin que su Gobierno y la Fiscalía del Estado mueva un solo dedo para disolver dichos consistorios. La banda terrorista ETA está contra las cuerdas una vez más, pero usted la dio alas en 2004 y su debilidad y talante de mantequilla han dado un paso atrás en la lucha antiterrorista.

No se puede manejar el problema del terrorismo de distinta manera según lo dicten los resultados electorales, es demasiado miserable. Si yo entiendo eso, señor Zapatero y usted no, es que no merece ser presidente del Estado español y debería irse a casa a pactar treguas con otros gusanos, los de los geranios y rosales de su jardín.

Descanse en paz, Don Luis Conde. Nunca olvidaremos su servicio a España.