domingo, 31 de octubre de 2010

Los antifas del PSOE


Es más que cierto que los políticos están desconectados de los problemas de nuestra sociedad.
Se quedan en las cifras macroeconómicas, en los grandes porcentajes de paro, de déficit, de empresas cerradas, etc. y creo fehacientemente que si no bajan alguna vez de la nube enmoquetada, si no profundizan de vez en cuando en los fríos informes de sus asesores ni se pasean a pie de calle mezclándose con los ciudadanos, pueden cometer errores de bulto, o responder memeces como que un café cuesta 70 céntimos (Zapatero dixit) , eso antes de la subida del IVA, claro está.
Vengo de ver al bebé de una prima hermana, a mi nuevo primito. El chiquillo tiene 12 días y es una preciosidad dormido en su cuna. Como español ya debe un buen pico a nuestros acreedores por culpa de ZP, pero aparte de esta reflexión mía que no pronuncié en voz alta, la conversación con sus padres no tuvo desperdicio:
Se alegraba mi prima de que el canijo hubiera nacido antes del 2011, pues Zapatero elimina de su política ¿social? el tan aplaudido cheque bebé de 2500 euros.

El tiempo ha demostrado que aquello, igual que la ayuda de los 400 euros, era una maniobra electoral, una compra de votos al más estilo venezolano. Sepan ustedes que unas elecciones en Venezuela son como la lluvia de maná para los más pobres, pues los voluntarios que trabajan en repartir pasquines, montar escenarios de los mítines o velar por la seguridad, cobran por ello. Después votan al Gorila y se van a su casa.
Me escandalizó que mi prima dijera que había mujeres embarazadas que querían provocar el adelanto de sus embarazos para llegar a la ayuda gubernamental, con el peligro que esto conlleva para la parturienta y para el neonato. Algunas recurrían a clínicas privadas para tal fin.
Lamentable es que los caóticos programas de un mal político como Zapatero puedan influir en la vida de los nuevos españoles y sus familias. Triste, pero cierto.
Aunque no se queda ahí la cosa. La pareja vive aún con mis tíos, están esperando la entrega de una casa VPO que no llega. Tienen muchas esperanzas en firmar la escritura antes del año que viene, pues ZP también se carga para el próximo ejercicio la desgravación fiscal por la compra de primera vivienda o habitual.
A partir del 2011 solo aquellas personas que ganen menos de 17.000 euros brutos al año, es decir, solo aquellos que no pueden comprarse ni una plaza de garaje en Cabañas de Yepes, seguirán siendo agraciados con esta ayuda del Estado.

No se pierdan ustedes el precio de la VPO de mi prima… ¡150.000 euros! ¡25 millones de las antiguas pesetas!
En los libros de fiestas de Aranjuez, hace unos años, aparecía siempre una carta del Cronista Oficial hasta que se le ocurrió recordar que se celebraba aquel Septiembre el 30 aniversario de la entrega de llaves por parte del Instituto de la Vivienda de Franco de un millar de casas en el barrio ribereño de Las Aves. Viviendas de precio ridículo si se comparan con las actuales VPO.
Por cierto, el alcalde socialista de Aranjuez se cargó a raíz de ese Septiembre las intervenciones en el programa de fiestas del Cronista por “facha” y nostálgico y en la actualidad está enfrentado con los vecinos del barrio de Las Aves por querer tirarlo entero para construir 1500 viviendas de más y hacer el negociete padre.
Al final vamos a creernos eso de que el socialismo en España es totalmente antifranquista y nosotros unos fachas:
El socialismo es antifranquista en lo que se refiere a dinamitar las ayudas que el Régimen daba por natalidad, antifranquista por cargarse las casas de protección oficial y venderlas por un ojo de la cara, antifranquista por aumentar la edad de jubilación a los 67 años, antifranquista por recortar las pensiones, antifranquista por ”fumarse” programas de becas a estudiantes, etc., etc.
Al PSOE se les llena la boca al hablar de política social, y no dudan de tachar al PP como heredero del franquismo. Ojalá fuera cierto y el PP apostara por las políticas

que Franco llevó a cabo en el terreno social y remendara todas las fechorías que el PSOE de ZP ha cometido contra los más débiles en esta legislatura.
Siempre que vean en la televisión a Zapatero hablar de leyes de dependencia, de pensiones, de becas y de ayudas a los más desfavorecidos, acuérdense de mi prima y de su bebé.
Yo mientras tanto me acordaré de la madre del Presidente.

viernes, 29 de octubre de 2010

Échense a temblar

Desde las jornadas del 12 y 13 de Marzo de 2004, en las que el héroe de la difamación y la manipulación fue Rubalcaba, parece ser que el PSOE le ha tomado el gusto a sacar réditos electorales al terrorismo, que no es la misma cosa que la lucha contra el terrorismo.
Aquel aciago marzo, el actual todopoderoso regente de Zapatero, violó sin contemplaciones la jornada de reflexión pronunciando su ya famosa frase: “España no se merece un gobierno que mienta”. Rasputín hablando de moralidad. ¡La leche!
Los vientos electorales soplan a favor del PP en la actualidad y un Zapatero noqueado ha confiado los trastos de matar a Rubalcaba, a ver si el curtido político cántabro logra lidiar al morlaco del 2012 antes de llevarse un revolcón electoral.
La única carta que le queda en la baraja al tahúr de la ceja es negociar con ETA, mejor dicho, rendirse ante ETA. Para maquillar el proceso con el colorete de la mentira y la manipulación, Zapatero necesita a Rubalcaba. ¿Quién mejor que él?
Rubalcaba tiene experiencia en la lucha sucia contra la banda criminal, recuerden que fue el portavoz del Gobierno de los GAL, pero también en echar un cable a la banda armada utilizando sin escrúpulos el aparato policial y prostituyéndolo en operaciones aún sin esclarecer como el caso Faisán, donde un chivatazo al aparato financiero de ETA hizo posible que los malos huyeran.
En aquellos momentos estábamos inmersos en un proceso de negociación que saltó por los aires el día que ETA decidió dinamitar el parking de la T4, llevándose por delante a 2 ciudadanos ecuatorianos.
Zapatero salió a la palestra para asegurar que ya no ajuntaba a Otegui, Parot, De Juana y compañía y Rubalcaba hizo lo propio en una rueda de prensa.
Más tarde llegaron las elecciones vascas y por primera vez en la Historia, un lehendakari socialista y a priori no nacionalista, un tal López, logró con los votos del PP desalojar del gobierno vasco al PNV del separatista Ibarretxe.
Todo fueron parabienes para este pacto, todos hablaban de que en Madrid deberían aprender de este entendimiento para salir de la crisis formando un gobierno de coalición PP-PSOE.
Muy pocos tenían ya en la cabeza que López, flamante lehendakari, había sido sentado en el banquillo de los procesados por reunirse con un partido ilegalizado: Batasuna-ETA.
Hace apenas un año, Mayor Oreja, ministro del Interior con Aznar, comenzó a denunciar en los medios que el Gobierno jamás había roto las conversaciones con ETA, que sabía de buena tinta que la negociación continuaba a pesar de los muertos encima de la mesa.
Hasta desde las filas del PP vasco le llovieron palos, llegando a decir Oyarzabal que Mayor Oreja no sabía nada de Euskadi y que se callara de una vez. En definitiva, que estaba gagá.
Ahora el tiempo pone a cada uno en su sitio. López, que debería estar cabreado como un mono tras contemplar cómo Zapatero pactaba a sus espaldas los presupuestos generales del 2011 con el PNV de Urkullu, ha desaparecido del mapa y calla como una tumba egipcia. ¿Cobardía?¿Disciplina de partido? ¿Tal vez complicidad?
Los pesos pesados del PSOE nacional vuelven a hablar de aires de cambio en ETA, de terroristas buenos y malos, de Otegui como hombre de paz, de que en Batasuna-ETA han cambiado las cosas y quizás si dicen con la boca pequeña que ya no justifican el terrorismo, se puedan presentar a las municipales del año que viene.
Al PSOE le pone la ETA, siempre le ha puesto la ETA aunque sea duro decirlo y políticamente incorrecto.
Las víctimas del terrorismo claman al cielo, vuelven a escandalizarse por la bajeza moral de Zapatero y su equipo.
El presidente del Gobierno ha demostrado que no tiene principios, solo le mueve el poder. Ni ante 5 millones de parados, ni ante la quiebra económica, ni ante huelgas generales se conmueve. ¿Cómo iba a hacerlo ante las víctimas del terrorismo vasco?
Reconozcámoslo, Zapatero juega su última baza, un doble o nada a la última carta que tiene en las manos.
Este es el gobierno de Rubalcaba, este es el gobierno de ETA.
Échense a temblar.

domingo, 24 de octubre de 2010

Montilla y el Papa


Pido desde aquí disculpas por mis meteduras de pata, por mis afirmaciones pasadas sobre la Esteban y sobre los programas del corazón. Hay algo peor que ver a cinco periodistas y a cuatro famosillos hablar de sus vidas banales a gritos y haciendo gala de mala educación. Infinitamente peor es la moda de llevar a los
programas del colorín a políticos en campaña electoral.

Ayer le tocó el turno a Montilla. Se quedaría a gusto el President después del masaje cuasi erótico que le dieron los realizadores y conductores de La Noria en Telecinco.
Confieso que casi lloro cuando salieron sus padres hablando de la vida sin tacha y sin mácula del mandamás cata
lán. Debe ser un orgullo para todos los andaluces emigrados y sin emigrar a tierras catalanas el ver a José, o Josep, o Pep para los amigos, convertido en un charnego de los peores, es decir, de los que reniegan de su patria chica o terruño natal.

Allí teníamos al Molt Honorable hablar sin un solo movimiento facial, a lo Clint Eastwood, de las ayudas que necesita el catalán ante el español, de las multas económicas que reciben esos

canallas de castellano hablantes por rotular en español y de la xenofobia del PP catalán por denunciar la inseguridad de los barrios de Cataluña tras la llegada de hordas
de delincuentes de otras tierras.

La televisión no estaba de moda en aquel tiempo, pero ver a Hitler en un programa hablar de gases nobles y de hotelitos con encanto para judíos causaría la misma impresión de haberse producido el hecho, que escuchar ayer al dictadorzuelo de Córdoba hablar de lo genial que son los in
migrantes extranjeros aún siendo delincuentes frente a lo canallas y malajes que son los españoles que no entienden el catalán ni el seny de multar por manejar el idioma oficial del Estado.

No entiendo que hacen periodistas decentes como Luis Herrero o el señor Rojo, acudiendo a esos programas junto a la sectaria Iglesias, la ultranazionalista, con z, Pilar Rahola o a la vera del ex - opusino Enric Sopena.

Hablando del Opus… sabemos hoy que la Generalidad de Cataluña no recibirá al Papa oficialmente con un besamanos, recepción o como se llame esa ceremonia que sí han ofrecido a otros políticos de alto nivel en otros momentos del siglo XXI en Cataluña.


Como son tan analfabetos que llaman a la excomunión excomulgación, y a Alfonso XIII facha redomado, tampoco tienen la noción básica de que el Vaticano es un Estado europeo, no como Cataluña, aunque ayer Montilla se refiriera de esta guisa cuando hablaba de la región española una docena de veces. Otra cosa es que a la vez que jefe de Estado, el Papa sea el ministro de Dios en la Tierra y el heredero del trono de San Pedro.

Quieren ser tan anticlericales que se pasan de listos y confunden la velocidad con el tocino. Esto es lo más parecido a ese refrán de “A Dios rogando y con el mazo dando“, pues Montilla no ha dudado estas semanas ni un momento en granjearse las simpatías de los católicos pidiéndoles el voto, diciendo maravillas de la Iglesia y su labor con los más necesitados en esta crisis económica.

Pero no nos engañemos, señores, este tío es el mismo que cuando era ministro de Industria quería cerrar la COPE, es el socio del bigotudo Carod, ese infame personaje que además de negociar con ETA no matar en Cataluña y sí en el resto de España, se colocó en la cabeza la corona de espinas junto a Maragall burlándose de los seguidores de Cristo.
Montilla es miembro del partido que atenta contra la vida y apo

ya una Ley del Aborto desastrosa, del mismo partido de las bodas homosexuales y del mismo PSOE anticlerical que arrasó y quemó los conventos de Madrid del 34 al 39 en la Guerra Civil además de llevarse por delante en las chekas a centenares de religiosos.

Siempre es bueno recordar todo ello, por eso la visita del Papa a Cataluña me siembra dudas, dudas porque su Santidad no debería mezclarse con semejante chusma, aunque los catalanes católicos sean tan buenos cristianos como el que más, chusma porque no harán ascos a los ingentes beneficios que la visita del Papa traerá a tierras catalanas y chusma porque no tienen la mínima educación ni el más mezquino sentido de la responsabilidad, pues no olvidan que una parte sustancial de los votos que los aúpan a sus poltronas vienen de personas que creen en Dios y que esperan con ilusión ver al Sumo Pontífice.

jueves, 21 de octubre de 2010

El PSOE de Macondo


Después de unas semanas de vacaciones y de silencio en el blog, aquí vuelvo con ustedes, con un año más cumplido, ya he entrado en la treintena, y con actualidad política que comentar por un tubo. Si me apeteciera, que no es el caso.

Desmoraliza a cualquiera, después de siete días de desconexión absoluta con España, con la política y con el mamoneo patrio, volver a enchufarse al Matrix de la piel de toro.

Laporta y sus credenciales para golfo político, los nazis de izquierda de la Complutense abucheando a Rosa Díez, Pajín nueva ministra de Sanidad, Rubalcaba como todopoderoso regente de un Zapatero noqueado y con las miras puestas en su retiro dorado y en su puente de plata que le permita escapar del desastre que nos deja… ¡todo una tragedia indescriptible con palabras!

¿Qué se salva de España? ¿Qué está pasando aquí? Hoy prefiero hablar de un libro que he devorado estos días. Sé que al final acabaré hablando de política. Es inevitable:
Mi descubrimiento, tardío descubrimiento, ha sido la genial obra de García Márquez, Cien años de soledad.
Lo recomiendo enérgicamente desde aquí.Cuenta la historia de una familia peculiar, los Buendía, y de un pueblo, Macondo, con la tragedia y el esperpento instalados en sus calles desde la fundación.
Personajes mágicos, escenas disparatadas, años que caen como hojas y situaciones circulares que se repiten de padres a hijos, incestos filiales… ¡la leche!
El matrimonio Buendía huye de la civilización existente y funda un pueblo en la selva junto a unas cuantas familias. La mujer, Ursula, vive temerosa, debido a ser familia directa de su marido, de engendrar como le pasó a su abuela, una criatura con cola de cerdo.

Cien años de soledad… ¿a qué me recuerda esto? Como dijo una vez una amiga en broma, en verdad Macondo podría ser Soria. Yo amplio su observación y digo que podría ser perfectamente España. Y la familia Buendía, el PSOE.

Todo cuadra en mi paja mental de hoy, empezando por el eslogan felipista, Cien años de honradez, que todos sabemos que se quedaron en apenas quince, que empezaron con el expolio de RUMASA, continuaron con los robos de fondos reservados y la financiación ilegal de FILESA y terminaron con Rubalcaba como portavoz de la mafia asesina de los GAL.


Los Buendía podrían ser la tormentosa familia del PSOE, hermanos como los Guerra, padres e hijos como la familias Pajín y Aído, héroes míticos como el abuelo de ZP, matrimonios, guerras civiles y cainitas, puñaladas, incestos con los terroristas de ETA y con nacionalistas de diverso pelaje, etc., etc.

La historia de Macondo es desoladora, lo que una vez fue una población próspera, con emprendedores, negocios fantásticos, fiestas, organismos oficiales y avances como el cine o el ferrocarril, acaba muriendo polvorienta, sin gente, sin comercio, sin víveres y sin nada. Justo como España en la era de Zapatero.
Los Buendía, la gran familia fundadora de Macondo, también termina en ruinas, reducida a dos hermanos que se pasan el día haciendo el amor hasta engendrar un hijo, con cola de cerdo, como temía su bisabuela.
Todo se repite, todo es cíclico en los Buendía, igual que en el PSOE, solo les dejo una idea para que reflexionen:
Todo apunta a que el gran objetivo de Zapatero será volver a negociar con ETA de cara al 2012. Ahí tenemos el incesto, ahora solo nos falta saber si el presidente se presentará a las Generales o parirá un nuevo candidato con cola de cerdo para la cita.

Todos ustedes saben en quién estoy pensando. La historia de los Buendía es circular, como la del PSOE.