domingo, 30 de marzo de 2014

Memoria Histórica para un PSOE franquista de raíces criminales

Siendo sincero, esta propuesta que ustedes presentan ante el Pleno Municipal me parece lamentable.
Se cumplirán en Abril 75 años de la finalización de la Guerra Civil Española y el PSOE sigue luchando contra fantasmas, se empeña una y otra vez en poner muertos encima de la mesa, en sacar partido político al concepto de las 2 Españas que ya creíamos superado hasta la llegada de Zapatero al poder.
Tras una Transición ejemplar promovida por la derecha, impulsada por el Rey Don Juan Carlos y un joven Adolfo Suárez (que en paz descanse),  tras la aprobación de la Carta Magna del 1978 y tras más de una decena de leyes estatales destinadas a la restitución de la dignidad de las víctimas de la guerra civil, exiliados, etc. vuelven otra vez a la carga con más sectarismo y demagogia que nunca.
Pero la demagogia solo se combate con un arma, con la verdad.
Soy yo  quien defiende esta propuesta por haber nacido en 1980, en plena Democracia, para que no pequen ustedes de etiquetarme como criatura franquista ni nada parecido a lo que ya nos tienen acostumbrados.
Comencemos con la nausea...


Ustedes quieren hacernos olvidar las declaraciones de Pablo Iglesias amenazando con el atentado personal a Maura, el golpe de Estado de 1934 impulsado por el PSOE de Largo Caballero y la UGT denominado románticamente por ustedes Revolución de Asturias y que no era otra cosa que la reacción ante la victoria democrática de la derecha republicana.
Quizás tendríamos que plantearnos retirar el monumento que este golpista tiene en Madrid.
Debemos obviar también el asesinato de Calvo Sotelo por militantes socialistas tras las palabras de la Pasionaria en el Congreso días antes vaticinándole que aquel era su último discurso.
Estos actos democráticos a todas luces, como todos los suyos, no forman parte de su Memoria Histórica. Son selectivamente olvidados por el imaginario de la izquierda española.
Ustedes empiezan a recuperar la memoria a partir del estallido de la Guerra Civil en Julio de 1936.
Prostituyen la Historia española hasta el esperpento olvidándose de que en una guerra todos somos víctimas, muertos hay en todos lados.
Se olvidan por tanto de las víctimas de las checasrepublicanas donde se torturaba y asesinaba a gente de mal vivir, cuyo único delito era ser religioso, o militar, o de derechas, o haber sido denunciado por algún vecino sin pruebas ni juicio alguno.
Insignes personajes de la izquierda como Santiago Carrillo, la Pasionaria o el poeta Rafael Alberti y su mujer María Teresa León, eran asiduos a las checas de Fomento o Bellas Artes, las más crueles del Madrid republicano.
Quizás están hablando ustedes en su propuesta de los paseíllos, las sacas de presos o el genocidio de Paracuellos, donde más de 5000 personas, niños y mujeres incluidos fueron ejecutados por ir a misa o votar a la derecha.
El señor Carrillo, que murió de viejo, sabía mucho de este hito histórico. Jamás fue juzgado debido a la Ley de Amnistía de 1977 impulsada por el Gobierno de Suárez y apoyada por sus grupos políticos.
Bien podría haberse investigado este genocidio por parte del juez estrella Garzón antes de ser condenado por prevaricación, pero éste negó esta solicitud a la asociación de víctimas de Paracuellos a la vez que pedía el certificado de defunción del Caudillo. En fin... Cosas veredes...
Por todo ello, no sé cómo se atreven a traer esta propuesta sin el permiso de sus mayores…
¿Qué pensaría Wenceslao, el padre de María Teresa de la Vega ese alto cargo del Ministerio de Trabajo y Falangista de pro?
¿O el padre de Miguel Marín o de José Bono, falangistas reputados en la tierra de Don Quijote?
¿Y el progenitor de Bermejo (¡llamadme rojo decía en sus cacerías!) jefe local del movimiento en Arenas de San Pedro?
¿Y el padre de Barreda? El pobre fue fusilado por los republicanos por ser descendiente del Marqués de Treviño.
¿Y el abuelo (el abuelo secreto) de Zapatero, el capitánLozano? ¿Ese que sirvió a las órdenes de Franco para sofocar la Rebelión minera de Asturias?
¿Y qué dirán en el periódico El País, su diario de referencia cuando se entere Juan Luis Cebrián  jefe de los informativos del Régimen?
Está claro que Franco dejó todo atado y bien atado.  En el PSOE.
Quieren ustedes acabar con todo, como decía el lema de sus sindicatos verticales en la última huelga general.
A la UGT y a CCOO no creo que les haga gracia esta propuesta, pues defienden con saña logros sociales del franquismo que emanan del Fuero del Trabajo de 1938
La seguridad social universal, la edad obligatoria de jubilación que Zapatero subió a los 67 años, la enseñanza obligatoria y pública, la creación de la FP y de universidades públicas.
El salario mínimo interprofesional, la edad mínima para poder trabajar, la compensación en caso de despido improcedente, la construcción de miles de viviendas sociales, las empresas públicas como Telefónica o la Red eléctrica y REPSOL.
También proyectos precursores de los servicios sociales,  llamado Auxilio Social basado en una red de comedores de beneficencia, programas de integración o la ONCE.
Cualquiera diría ahora que ustedes son más franquistas que el propio Franco.
Por favor, dejen a los muertos en paz, dejen de practicar la nauseabunda política de los buenos y los malos, de remover el concepto de las Dos Españas.
Todos sabemos jugar a su juego, aunque a algunos nos dé vergüenza hacerlo.

Votaremos en contra de su propuesta.

No hay comentarios: