sábado, 23 de enero de 2016

Requiem por Gregorio Ordóñez y por España

Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Gregorio Ordoñez, el histórico dirigente del Partido Popular vasco que consiguió, gracias a su discurso valiente y decidido, que mi partido fuera el más votado en San Sebastián en las municipales del 95. También consiguió que le matasen los asesinos etarras delante de la que a posteriori sería otra gran líder popular, María San Gil.
Hoy, el PP en Euskadi, es una fuerza residual debido a que ha abandonado su discurso españolista y se ha convertido en el facha simpático de las tertulias de la Sexta Noche. Ese que siempre va de monigote porque tiene que haber de todo.
De Ordoñez a Javier Maroto, ese dirigente que ahora Rajoy presenta como primer espada y que decía que su peluquera de Bildu era muy maja, el mismo que llegó a pactar los presupuestos con los proetarras, solo han transcurrido 20 años.
Veinte años de degeneración absoluta en la vida política española. ¿Quo vadis? que diría aquel.
La actualidad política no es nada agradable para los que creemos en la democracia.
Si esos personajes sin valores y sin ideales han conseguido auparse en los puestos decisorios del PP y siguen ahí encaramados tras 5 derrotas electorales consecutivas, es por culpa de Mariano Rajoy. Quien no lo crea, que me argumente lo contrario.